domingo, 15 de enero de 2017

El abrazo rescate


El artículo detalla la primera semana de vida de unos gemelos. Aparentemente, cada uno estaba en su respectiva incubadora, y se esperaba que uno falleciera. Una enfermera del hospital peleó contra las reglas del hospital y colocó a los bebés en una sola incubadora.

Cuando los bebés estaban juntos, el bebé más sano colocó su brazo sobre su hermana en un pequeño abrazo. El corazón de la pequeña bebita comenzó a estabilizarse y su temperatura se elevó a lo normal.

No nos olvidemos abrazar a aquellos que amamos, pero tampoco olvidemos que en el mundo hay muchas vidas sin amor que están esperando el toque de una mano amiga, el abrazo de un corazón humano; esperan que las comuniquemos con Aquel que puede transformar su estado de agonía en vida y vida en abundancia.

Proverbios 12:26 "El justo hace ventaja á su prójimo" Romanos 15:2 "Cada uno de nosotros agrade á su prójimo en bien, á edificación." Lucas 10:27 Y él respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y de todas tus fuerzas, y de todo tu entendimiento; y á tu prójimo como á ti mismo.

Por ello es que muchos hombres en la Biblia dejaron que Dios los abrazara en los momentos difíciles de sus vidas. “DEJARON QUE DIOS ENTRARA A SU CASA”

EZEQUIAS. (CAPITULO 38 DE ISAIAS)

1) IBA A MORIR. “En aquellos días Ezequías enfermó de muerte y vino a él el profeta Isaías hijo de Amoz, y le dijo: Jehová dice así: ordena tu casa, porque morirás, y no vivirás” (38:1)

2) EL BENEFICIO DE SU CLAMOR: “Ve y di a Ezequías: Jehová Dios de David tu padre dice así: He oído tu oración, y visto tus lágrimas he aquí que yo añado a tus días quince años.” (38:5)

EL SIERVO DE UN CENTURION.

1. SU CONDICION: (MATEO 8: 5, 6, 7) “Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole, y diciendo: Señor, mi criado esta postrado en casa, paralitico, gravemente/ atormentado.”

2. LA RESPUESTA DE JESUS. “Y Jesús le dijo: Yo iré y le sanaré”34

LA SANIDAD DE LA SUEGRA DE PEDRO (MARCOS 1:29, 30, 31)

1. LA CONDICION. “Al salir de la sinagoga, vinieron a casa de Simón y Andrés, con Jacob y Juan. Y la suegra de Simón estaba acostada con fiebre; en seguida le hablaron de ella.

2. LA RESPUESTA DE JESUS. “Entonces él se acerco, y la tomó de la mano y la levantó, e inmediatamente le dejó la fiebre, y ella les servilla”

CONCLUSION: Cuando Jesús entra a nuestra casa las cosas cambian para bien. Dejemos que sea él quien reine en nuestra casa para bendición de nuestra familia.

Radio Apostólica Online desde Montserrat 2 Guatemala

UN CANAL APOSTOLICO

Loading...

Gracias por su Visita

Entradas populares

Páginas vistas en total