Radio online

viernes, 3 de octubre de 2014

UN NOBLE EXAMINADO


Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 23Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad  (Mateo 7:22, 23)

Grande será la desilusión de aquellos que van al juicio esperando una bienvenida entre los amados de Dios, pero quienes recibirán la sentencia del Juez: «Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de iniquidad».

1. La razón para el examen:

a) A menudo es difícil distinguir entre el movimiento de los sentimientos animales, y los verdaderos afectos e impulsos religiosos. Las emociones vienen y van, como las olas del mar.

b) Estamos en peligro de ser satisfechos con el nivel existente de religión en la comunidad donde vivimos. El nivel de piedad en la mayoría de los lugares es muy bajo.

c) Un alma engañada es un constante peso muerto para la iglesia

d) El examen que Dios nos haga será muy profundo y concienzudo.

2. Preguntas del examen:

a) ¿Se ha rendido totalmente a Dios, y ha aceptado a Cristo como Salvador y Señor?

b) ¿Ha experimentado el perdón de sus pecados?

c) ¿Ama a su prójimo como a usted mismo?

d) ¿Lee y obedece usted la Palabra de Dios?

e) ¿Ora regularmente, no sólo por usted, sino también por los demás, y por la Iglesia y la venida del Reino de Dios?

f) ¿Lucha contra el pecado?

g) ¿Desea y hace esfuerzos por la salvación de otras personas?


h) ¿Está usted listo y deseoso de obedecer la Palabra de Dios? ¿Tiene un deseo creciente de ser conformado a la imagen de Cristo? ¿Mira al Cielo como su hogar y desea estar allí, o considera que este mundo presente es su hogar?

Páginas vistas en total