Radio online

domingo, 27 de julio de 2014

LA SEXUALIDAD SANA.



BASE BÍBLICA.

         “Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca”. 1 Corintios 6:18.

OBJETIVO.

         Un cristiano, tanto casado como soltero, debe guardarse de no caer en ninguna tentación sexual, porque esto trae consecuencias terribles.

INTRODUCCIÓN.

         El plan inicial de Dios para la humanidad fue que el hombre y la mujer se unieran para toda la vida, y que toda expresión sexual tuviera lugar dentro de la relación matrimonial. Cuando Dios creó a Adán y a Eva, dice la Biblia que Él los casó, y les dijo: Fructifiquen, multiplíquense y llenen la tierra.

         La relación sexual es para dos cosas: para procrear y para crecer en el amor; donde los hijos son el fruto de la relación. Cualquier otro estilo de vida, va en contra del plan de Dios.

I.- LO QUE DIOS PERMITE.

         Dios  dice que las relaciones sexuales dentro del pacto matrimonial son un regalo y una bendición donde la pareja debe procurar y gozar, y si esto no sucede, el propósito de Dios no se cumple para el matrimonio.

         Dios permite el placer conyugal (volar a la luna por un momento y contemplar el universo de Dios, caricias, palabras, detalles, tiempo, comunicación).

II.- LO QUE DIOS “NO” PERMITE  (ENEMIGOS DEL MATRIMONIO).

         a).- El adulterio.

         Si usted es casado(a) y tiene relaciones sexuales con otra persona, usted esta cometiendo adulterio. Sin embargo, el Señor Jesús  fue aún más lejos en la definición de lo que representa el adulterio “Ustedes han oído que se dijo “No cometerás adulterio”. “Pero yo les digo que cualquiera que mira a una mujer y la codicia ya ha cometido adulterio con ella en el corazón” Mt. 5:27.

         b).- La codicia sexual.
         En otras palabras, adulterio no sólo incluye la comisión carnal del acto sexual con una persona diferente a su esposo(a) sino que usted lo comete hasta con mirar y desear a una mujer. Y cuando usted mira a otro hombre o a otra mujer le esta robando la honra a su pareja.

         c).- La pornografía en el matrimonio.

         Es el ataque más eficaz para destruir el propósito que Dios creó para el sexo. La pornografía puede empezar con algo tan simple como una foto en la computadora o en una revista de hombres. Este pecado anima a tratarse los unos a los otros como objetos o máquinas del placer, los lleva a relaciones no saludables y a la pérdida del respeto a ellos mismos y al paso que el usuario se involucra más y más en el mundo de la fantasía, la pornografía en el matrimonio lleva a la adicción y a un profundo vacío que termina quitando la paz. Ver pornografía no mejora sus relaciones sexuales, no permitas que entre en tu matrimonio.

III.- A LOS SOLTEROS(AS).

         Dios les advierte de la importancia de mantenerse en santidad, pues de lo contrario estarían en grave peligro de caer en las garras del enemigo y quedar atados por demonios de inmoralidad sexual. La palabra claramente advierte que huyan de la tentación y se mantengan en santidad, cuidando el templo del Espíritu Santo que es su cuerpo, el cual no les pertenece, sino a Dios.

         Es tu decisión mantenerte puro(a) o no, sexualmente. Esta tentación  enfrentarás continuamente a través de la televisión, revistas, internet, y las mismas amistades que influyen para que tú experimentes la primera vez.

         Hay consecuencias que son fatales para tu vida y esto no es sólo para los solteros(as) también para los casados(as) y son las enfermedades sexuales lo más triste, de esto es que no solamente son ellos afectados sino también su pareja.

¿CUALES SON LAS ENFERMEDADES  DE TRANSMISION SEXUAL?

1.   Clamidia.
2.   Gonorrea.
3.   Hepatitis B.
4.   Herpes.
5.   VIH/SIDA.
6.   Papiloma virus humano (PVH).
7.   Molluscum contagioso.
8.   Enfermedad inflamatoria pélvica (EIP).
9.   Piojos púbicos, o "Ladilla".
10.               Sarna.
11.               Sífilis.
12.               Tricomoniasis (Vaginitis por Trichomonas Vaginalis).
13.               Cándidas.

         Como verás son muchas las enfermedades que por no estar bajo la cobertura de Dios y por la tentación, te pueden llevar a la muerte.

         Dice la palabra de Dios que el diablo anda alrededor de nosotros como león rugiente buscando que tus deseos se conviertan en pecado. La tentación llega en el momento menos esperado y de la forma más inusual, por eso es sabio tomar precauciones para que no les tome por sorpresa. ¿Cómo puedes vencer la tentación?

         Dice la Biblia: Stg. 4:7.

1.   Someteos, pues, a Dios.

Fortalece tu relación con Dios. (Oración, lectura bíblica) 1 Co. 10:13.

2.   Resistid al diablo, y huirá de vosotros.

Cuando resistes, eres bendecido con la paz de saber que el camino de Dios lleva a la vida eterna. En Stg. 1:12 dice: “Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman

CONCLUSIÓN.


         El enemigo quiere cegarte la mente con sus mentiras acerca de la sexualidad. Quiere engañarte para que te destruyas. No creas sus mentiras. No te dejes engañar. Más bien, acepta la verdad del Creador acerca de tu sexualidad. Sométele a Él tus deseos y tus impulsos. Busca su voluntad para ti, y encontrarás la esperanza y la vida.

Páginas vistas en total