Ir al contenido principal

¿Cuáles son los principales valores que Jesús propone en el Evangelio?

El Evangelio recomienda una serie de valores y orientaciones morales para que los creyentes en Jesús sean más felices. Son los mismos valores que vivió Él a lo largo de su vida y que los cristianos deben vivir para imitar a su maestro en todo.

1. El primer valor es la conversión
Que consiste en el arrepentimiento delos pecados y el cambio de vida: En Mc. 1,14 Jesús decía: “Convertíos y creed en el evangelio”

Jesús no se refiere sólo a que no cometer actos malos, sino a cambiarlas actitudes de vida y la escala de valores. Por ejemplo si uno/a es perezoso, debe intentar corregir esta actitud y valorar más el trabajo o el estudio. Si alguien es egoísta, debe cambiar esa actitud y amar y respetar a los demás. Si uno es avariciosos debe cambiar esa actitud y en vez de preocuparse tanto por su riqueza, preocuparse de la dignidad de su prójimo. Si uno es irascible (es decir que se enfada siempre y sin razón) debe cambiar esa actitud para ser más amable y respetuoso. Si uno es lujurioso y sólo piensa en el sexo, debe cambiar su actitud y valorar a los demás no como objetos de placer si no como personas que tienen una dignidad y a las que hay que respetar. Este cambio de actitud y de vida es lo que Jesús quiere para sus seguidores. Una vez que el cristiano se convierte, debe vivir otros valores que propone Jesús: ¿Cuáles son?

2. El amor a Dios y el amor al prójimo
Con esta frase, Jesucristo resumió todos los mandamientos. Jesús nos dice en Jn. 13, 34-35: “Os doy un mandamiento nuevo, que os améis unos a otros como yo os he amado”.
Evidentemente no se puede amar a Dios si no se ama al prójimo.

3. Jesucristo quiere que ese amor al prójimo se debe concretar en una serie de acciones que él mismo nos enseña en Mt 25
:
"Dar de comer al hambriento, dar de beber al sediento, hospedar al forastero, visitar al enfermo y al encarcelado, vestir al desnudo".
Después la Iglesia, siguiendo este evangelio, añadió otras recomendaciones llamadas

Obras de misericordia
como: enseñar al que no sabe, dar buen consejo al que lo necesita, corregir al que se equivoca, consolar al triste, tener paciencia con los defectos del prójimo, etc. Pero Jesús quiere que sus seguidores lleguen incluso más lejos. Por eso propone que hay que

4. Amar a nuestros enemigos y a los que nos desean el mal
.
"Porque si sólo amáis a los que os aman y sólo hacéis el bien a los que os corresponden ¿Qué mérito tenéis?. Eso lo sabe hacer todo el mundo. Vosotros en cambio: amad a vuestros enemigos, haced el bien y prestad sin esperar nada a cambio: tendréis un gran premio y seréis hijos del Altísimo... “(cf. en Lc 6,27-38)

5. Otro de los valores que propone Jesús es el perdón y la misericordia
“Hay que perdonar, no 7 veces sino hasta 70 veces 7” Por tanto el cristiano debe perdonar siempre y no buscar la venganza. Es más, Jesús quiere que antes de ver los pecados y defectos de los otros, uno se mire así mismo. Antes de criticar y de hablar mal de los otros, Jesús propone que cada uno se mire su interior y se corrija: En Lc 6,27-38 dice:
"Sed compasivos como vuestro Padre del cielo es compasivo. No juzguéis y no seréis juzgados, no condenéis y no seréis condenados. Perdonad y seréis perdonados, dad y se os dará... La medida que uséis la usarán con vosotros". Y en otro pasaje dice: " el que esté limpio de pecado que tire la primera piedra" (Jn 8, 1-11)

6. Pero la mejor definición de cómo debe ser la vida de un cristiano la encontramos en Mt 5:

Las bienaventuranzas:

- Hay que ser pobre de espíritu: No hay que vivir pendientes de la riqueza porque no es lo más importante de este mundo
"no solo de pan vive el hombre sino de toda palabra que sale de la boca de Dios" (Mt 4,4) . Hay que ser humildes y sencillos, no hay que buscar los honores y los puestos importantes, etc.

- Sufrir y llorar con los que sufren
: Hay que ser solidarios y acompañar a la gente en los momentos de dolor, hay que saber ayudar a los que sufren, nunca debemos burlarnos de las desgracias ajenas, ni desear mal a nadie.
- Trabajar por la justicia
: Esto implica denunciar la injusticia y corregir a los injustos. No hay que callar ante la injusticia sino ser valientes y saber corregir al que está equivocado, para no hacernos cómplices de su pecado o error. Las críticas deben ser constructivas y hechas con amor y nunca destructivas y por detrás.
- Ser misericordiosos:
Se refiere a saber perdonar a los demás y a tener cuidado con las críticas destructivas
"Perdónanos nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden".
- Ser limpios de corazón
: Se trata de ser personas que vayan con la verdad por delante y no hay que ser falsos ni hipócritas ni mentirosos. Hay que ser limpios, evitar la maldad, evitar el pecado, e intentar ser santos y perfectos como lo fue Jesús.
- Ser pacíficos
: No hay que ser violentos ni agresivos, y hay que trabajar por la paz y la reconciliación siempre.

7. Jesús nos enseña también el valor de la vigilancia,
Es decir, pensar que el cristiano cualquier día se tiene que morir y dejará este mundo y en ese momento se le preguntará sobre lo que ha hecho en esta vida. Por eso Jesús quiere que estemos preparados para el día en que él nos llame a su presencia. Y ese día vamos a pasar por el último examen de nuestra vida. San Juan de la Cruz decía que es día nos examinarán del amor. Y la pregunta del examen ya la sabemos: ¿Cómo te has comportado en este mundo?.

8. En la Parábola del Buen Samaritano Jesucristo nos enseña los valores de la solidaridad, la igualdad y la dignidad humana
Todas las personas son personas y hay que respetarlas como tales, aunque sean de otra raza, lengua o nación. Hay que pararse ante los problemas de los demás y no pasar de largo. Los demás también son personas, con unos derechos y con una dignidad que hay que respetar. Jesucristo no dejó escrito ningún código de comportamiento, pero sí que enseñó cómo debemos comportarnos. Por eso a lo largo de la Historia, cada vez que se plantean problemas morales, la Iglesia, siguiendo el Evangelio, orienta la vida de los cristianos.

Entradas populares de este blog

ESTUDIO BIBLICO LA SANTIDAD

PORQUE ESCRITO ESTA: SED SANTOS, PORQUE YO SOY SANTO
1 Pedro 1:16

SANTIDAD, SANTO:
El significado de estas palabras es separación para servir y vivir para Dios. La verdadera Santidad caracteriza los actos externos; pero más todavía, el móvil o la intención del corazón. Es un principio interior, no meramente rectitud o benevolencia, o alguna otra excelencia moral, sino la armoniosa y perfecta combinación de todos.
Santo, en el sentido ordinario cristiano es aquél que manifiesta en su conducta la pureza interior, la benevolencia y consagración a su Salvador, que hacen rebosar su corazón.
SANTO es un individuo separado del mundo para el servicio de Dios: Exodo 19:6; 22:31; Deuteronomio 33:2, 3, 8; Salmos 50:5; 106:16; Daniel 7:21; Hechos 9:13, 32, 41.
Nada es más común en los escritos de San Pablo que el nombre “santos” dado a todos los cristianos: Romanos 8:27; 1 Corintios 14:33; Efesios 1:1; Filipenses 1:1, Apocalipsis 8:3, 4.
EL PROPOSITO DE LA SANTIDAD
Hebreos 12:14
¿POR QUE VIVIR UNA VID…

ESTUDIO BIBLICO SOBRE EL BAUTISMO EN EL NOMBRE DE JESUCRISTO

DATOS HISTORICOS SOBRE EL BAUTISMO
COSTUMBRES BAUTISMALES PRECRISTIANAS: (Fuera de la Biblia) Los baños sagrados eran usuales no sólo en los misterios helenísticos (en el culto de Attis, y de Mitra era conocido y normal el bautismo de sangre), sino también en Egipto, Bibilonia e India, donde el Nilo, el Eufrates y el Ganges respectivamente, favorecían la aparición de tales ritos.
La virtud o eficacia atribuida al baño sagrado era sobre todo la purificación de impurezas legales o rituales (Diccionario de la Biblia-Herder p. 210).
BAUTISMO EN LA RELIGION ISRAELITA: El Tora conocía el baño de agua como medio legal de purificación para personas impuras (Levítico 14:8, 15, 16, 18; Números 19:19; 31:19; Ezequiel 36:25-30). En ocasiones, debían también ser lavados los objectos antes de ser usados nuevamente (Levítico 11:32, 40; 15:7). A esta disposición Mosaica, añadían los rabinos muchas otras (Marcos 7:1-5). Estas prescripciones de baños y lavatorios tenían como fin una purificación legal …