Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2012

La Unción del señor cambia las cosas

Tema: La Unción del señor cambia las cosas texto: Lucas 8:40-45 INTRODUCCIÓN: La vida no sigue igual después de que nos encontramos con El Señor. Las condiciones no quedan lo mismo después de haber experimentado al Señor. La vida de Pastor Luis cambió, La vida del cinturón fue tocado por El Señor, La vida de la mujer pecadora fue transformada y liberada, los discípulos en la barca fueron impactados por el poder de Dios. Veremos esta realidad: I. LA MUJER SIN ESPERANZA (Lucas 8:43-44) a. Padecía de flujo de sangre desde hacía 12 años (v.43) b. Había gastado en médicos toda cuanta tenia (v.43) c. Por ninguno había podido ser curada (44) d. Nada había aprovechado, antes le iba peor (Marcos 5:26) e. Oyó hablar de Jesús (Marcos 5:27) f. Decía dentro de sí: Si tocare tan solamente su manto, seré salva (Marcos 5:28) g. La fe le motivo acercarse y tocar al Señor, ¿Qué pasó? Al instante se detuvo el flujo de su sangre (San Juan 8:44) h. Haberse encontrado con El Señor le traj…

Equipados para una batalla victoriosa

Joel 3:10 nos habla de la preparación para una batalla victoriosa. 1. Forjad espada. No tenían armas de defensas 2. De vuestros azadones, lanzas, hoces. Hay recurso. 3. Diga el débil: Fuerte soy. Acción es lo que nos hace falta 4. La Iglesia de hoy necesita utilizar las herramientas que Dios nos ha dado para la batalla. 5. Nosotros mismos somos una herramienta de Dios para su alabanza 6. En la iglesia hay mucha materia prima desperdiciada. 7. Accionemos para alcanzar la victoria. 8. Para ello necesitamos actuar como Jesús: La Motivación para el Cambio Jesucristo sorprendió a la gente de su época. Veamos algunos ejemplos: Lc. 2:49; 4:16-21; 5:24; Mt.9:29, 1. Rompió las barreras sociales, con el trato a la Mujer samaritana. 2. La protección a la mujer adúltera. Jn.8:3-11 3. Recaudador de impuestos 4. Los Leprosos, Lc. 17:12 5. Las viudas 6. Los Niños La Compasión de Jesús. El corazón compasivo de Jesucristo fue la actitud criticada, la arrogancia de los poderosos de su épo…

Influencias en el Ministerio

Pretender negar que nos movamos influenciados por los demás, no solo que es irreal sino que es tonto. De muchas maneras, SIEMPRE los demás INFLUYEN sobre nosotros mismos y sobre nuestras actitudes y decisiones. A) Imitaciones. Por lo tanto, es de fundamental importancia cuidarse de las IMITACIONES si realmente deseamos madurar en nuestro ministerio. Debemos ser auténticos. No imitadores. B) Influencias. Debemos siempre estar dispuestos a recibir los buenos consejos de otras personas (especialmente otros siervos de Dios) y acatarlos. No sólo decir "Sí, sí, sí" y luego seguir como antes - sin ajustarnos a los mismos - Gál 2:8-10; 1 Cor 6:12 C) A tener siempre en cuenta. Siempre existe el peligro de que seamos mal aconsejados o influenciados. Por lo tanto, hay dos o tres principios que tenemos que tener en cuenta al aceptar un consejo, o al permitir influencias en nuestra vida (aun inconscientemente): 1 - Todo consejo tiene que ser conforme a La Biblia 2 - Ningún consejo p…

Dignidad del ministerio

A) Situación personal "Si Dios te ha llamado a ser predicador del Evangelio, no te rebajes a ser rey de Inglaterra". Esta frase muy antigua y memorial demuestra algo de lo que es la dignidad del siervo de Dios (aún a los ojos de quienes no conocen a Dios). Debido a ello es que muchas cosas que "cualquier" cristiano puede hacer, NO LAS PUEDE HACER un siervo de Dios, fuere cual fuere su ministerio. Quizás le son lícitas, pero no le son convenientes - 1 Cor 6:12; 10:23-24 Luego de haber visto lo recién mencionado (y sin poder entrar en los detalles - bastaría que cada alumno estudie las dignidades de los sacerdotes en el A.T. y las dignidades de Cristo y los apóstoles como ejemplos en el N.T.), hagamos una pequeña lista de qué cosas se debe tener en cuenta si se quiere servir a Dios, manteniendo siempre en alto la reputación de nuestra profesión (no tanto nuestra propia reputación personal). a) ¿Cómo me visto? - 1 Ped 3:3-4 b) ¿Qué y cuánto cómo? - Rom 14:15 - 15:3 …

El pastor y sus colaboradores inmediatos

A) Con un llamado divino. De la misma manera como el pastor es consciente de que tiene un llamado divino y está ejerciendo una profesión (ministerio) espiritual, TIENE QUE SER CONSCIENTE de que sus colaboradores - sean mujeres u hombres - también han sido llamados y equipados por Dios para el cumplimiento de una labor en Su reino (sea en la predicación, la conducción, la administración o el servicio). El colaborador del pastor: a) no es su empleado; b) tampoco es empleado de la iglesia; c) ¡es un siervo de Dios! Por lo tanto, ANTES de buscar colaboradores hay que seguir determinada cantidad de principios y/o reglas (para el éxito de una buena elección). ¿Cuáles? Pregúntese: a) ¿Es lo suficiente maduro? b) ¿Es sano en la doctrina? c) ¿Está capacitado para lo que se le va a demandar? d) ¿Qué compromisos familiares tiene? e) ¿Cuál es su situación financiera? Luego, DESPUÉS de tener las respuestas a las cinco preguntas anteriores, pero ANTES DE DECIDIRLO, debe conversar con el futuro cola…

Cambio de Pastorado

El pastor que cambia de lugar de trabajo (iglesia), tiene siempre una doble responsabilidad:
A) frente a la iglesia de la que se aleja (que deja de pastorear)
B) frente a la iglesia que lo recibe (que comienza de aquí en más a pastorear)
A) Iglesia de la que se aleja
1 - No debe nunca tratar de seguir dirigiéndola "desde afuera" - ello engendra divisiones. Ejemplos:
* La contestación a preguntas de los miembros es una responsabilidad EXCLUSIVA del nuevo pastor
* puede mantener un correspondencia epistolar con los miembros, únicamente si no interviene con consejos en materia de actividades o resoluciones locales
2 - Jamás debe inmiscuirse en los asuntos internos de la iglesia, ni directa ni indirectamente. Debe siempre, gentil pero firmemente, REHUSARSE a éste tipo de "jueguito": "Ud. dígame pastor .. Soy una tumba .. Tanto tiempo juntos" - Prov 11:13
3 - Cuando por alguna razón específica fuere a visitar miembros de la iglesia, debe SIEMPRE hacerlo e…

Ética Ministerial

Tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento encontramos muchas enseñanzas sobre cómo debe cada ministro de Dios vivir. Cómo debe ser su comportamiento personal, tanto en su vida privada como en la pública. Tanto en sus relaciones con Dios y consigo mismo, como también con su familia y con la hermandad en la iglesia local. Sin olvidar su vida pública al integrar una sociedad que le observa constantemente... muchas veces de manera muy crítica. Todo aquello que hace el ministro de Dios, aunque no tenga relación con su profesión, siempre tendrá implicaciones directas tanto en su propio ministerio como en la vida y testimonio de toda la Iglesia de Cristo. Si su actividad no es conocida a nivel nacional o mundial, las repercusiones serán cercanas, en el barrio o localidad donde vive y actúa. Y si tiene dimensiones nacionales o internacionales, las repercusiones serán, dentro y fuera de fronteras, inmensas e incalculables. Avergonzarse a sí mismo es lamentable. Avergonzar a su familia y …

PERFIL BIBLICO DE UN DISCIPULO

1. EL DISCIPULO ES UNO QUE APRENDE—ABIERTO Y DISPUESTO A RECIBIR ENSEÑANZA. Proverbios 9:8-10; Mateo 4:19; Juan 6:60-66.

2. EL DISCIPULO PONE A CRISTO EN PRIMER LUGAR EN TODAS LAS AREAS DE SU VIDA.  Mateo 6:9-13, 24, 33; Lucas 9:23; Juan 13:13; 1 Corintios 5:15.

3. EL DISCIPULO ESTA COMPROMETIDO A UNA VIDA DE PUREZA Y SE APLICA EN APARTARSE DEL PECADO. 1 Corintios 6:19-20; Efesios 4:22-25; Colosenses 3:5-10; 1 Tesalonicenses 4:3-7; Tito 2:12-14.

4. EL DISCIPULO TIENE SU DEVOCIONAL DIARIO Y SE DESARROLLA EN SU VIDA DE ORACION. Salmos 27:4; 42:1-2; Marcos 1:35; Lucas 11:1-4; 1 Tesalonicenses 5:17-18; Santiago 1:5-7, 5:16.

5. EL DISCIPULO MUESTRA FIDELIDAD Y DESEOS DE APRENDER Y APLICAR LA PALABRA DE DIOS, ESCUCHANDO SU PREDICACION Y ENSEÑANZA, LEYENDOLA CON FRECUENCIA, EN ESTUDIOS BIBLICOS, MEMORIZACION DE TEXTOS Y MEDITANDO EN LAS ESCRITURAS. Juan 8:31; Hechos 2:42, 17:11; Colosenses 3:16; 2 Timoteo 2:15.
6. EL DISCIPULO TIENE SU CORAZON LISTO PARA TESTIFICAR, DA SU TESTIMONIO CON CLARIDAD …

El Verdadero Sentido del Discipulado

Observa a un niñito seguir a su papá por la nieve. Se estira para pararse donde su papá pisa. No es tarea fácil. Extiende las piernitas lo más que puede para que sus pies puedan caer en las huellas de su padre. El padre, al ver lo que hace su hijo, sonríe y comienza a dar pasos más cortos para que el niño pueda seguirlos. Este es un cuadro de discipulado. En nuestra fe seguimos los pasos de alguien. Un padre, un maestro, un héroe. Ninguno de nosotros es el primero en andar el trayecto. Todos tenemos alguien a quien seguimos. En nuestra fe dejamos huellas para guiar a otros. A un niño, a un amigo, a un recién convertido. A nadie se le debe dejar andar solo el camino. Este es el principio del discipulado.
En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros. Juan 13.35
Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. Juan 8.31–32
Jesús mismo es la verdad que nos liberta (Ju…

Dios honra la integridad

Honradez significa: Cualidad de la persona honrada, que actúa conforme a las normas morales, diciendo la verdad y siendo justa.
Integridad significa: Estado de lo que está completo o tiene todas sus partes también puede significar, Honradez y rectitud en la conducta
Sólo los santos verán a Dios. La santidad es un requisito para el cielo. La perfección es un requerimiento para la eternidad. Desearíamos que no fuese así. Nos comportamos como si no lo fuera. Nuestro comportamiento parece indicar que los que son «decentes» verán a Dios. Damos a entender que los que se esfuerzan verán a Dios. Nos comportamos como si fuésemos buenos mientras que no hagamos nada malo. Y como si esa bondad bastara para darnos la entrada al cielo. Esto nos parece bien, pero a Dios no. Y Él es quien establece las normas. La norma es elevada. «Sed, pues, perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto» (Mateo 5:48). Como has de saber, en el plan de Dios, Él es la norma de la perfección. No no…

Lo que hizo Cristo en la cruz

No fueron los romanos los que clavaron a Cristo en la cruz. No fueron los clavos los que mantuvieron a Jesús en el madero. Lo que lo sostuvo en la cruz fue su convicción de que era necesario que se hiciera pecado. Era necesario que Él, que es puro, llegara a ser pecado para que la ira de Dios se derramara, no sobre la creación, sino sobre el Creador. Cuando aquel que no conoció pecado llegó a ser pecado por nosotros, cuando el inocente se vio cubierto con todos los pecados del mundo, Dios no llamó a su ejército de ángeles para salvarlo. No lo hizo porque sabía que prefería renunciar a su Hijo que abandonarnos. A pesar de lo que hayas hecho, no es demasiado tarde. Por profundo que haya sido el error que has cometido, no es demasiado tarde para excavar, sacar ese error y dejarlo ir, y así ser libre. Lo que hace cristiano a un cristiano no es la perfección, sino el perdón. Como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres…

Estar a bien con Dios

Estamos sedientos. No sed de fama, posesiones, pasión o romance. Ya hemos bebido de esos estanques. Son agua salada en el desierto. No sacian: matan. «Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia». Justicia. Ahí está. Eso es lo que anhelamos. Estamos sedientos de una conciencia limpia. Anhelamos empezar de nuevo. Rogamos que llegue una mano y penetre la oscura caverna de nuestro mundo y haga por nosotros lo que no podemos hacer por nosotros mismos: transformarnos de nuevo. El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor. Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño; porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos. ROMANOS 13.10–11 Temed a Jehová, y servidle con integridad y en verdad… servid a Jehová. Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos e…